La depilación eléctrica es un tratamiento para eliminar vello de forma definitiva.

Consiste en insertar una aguja muy fina en la epidermis, justo por debajo de la piel superior, y aplicar mediante esta una pequeña corriente de electricidad para destruir el folículo piloso del pelo.

Su forma de empleo actúa directamente en la raíz y bulbo en donde nace el vello. Y es por esto que hay que realizar el mismo proceso en cada pelo que se quiere eliminar para siempre.

Las diferencias de precio como de utilización con otros métodos es que este ataca directamente al bulbo piloso. Es la raíz donde se desarrolla el pelo. Al matar el bulbo el pelo ya no aparece más porque no se crea y esto es gracias a la pequeña descarga emitida por la depilación eléctrica.

Además, los aparatos que se utilizan para depilar con electrolisis disponen de distintas intensidades de corriente. Puede regularse y el profesional encargado de depilarte ajustará la intensidad de corriente según el tipo de vello. A medida que incide en cada bulbo piloso puede reajustar la potencia con la que se matará el bulbo piloso. Así, nunca más tendrás que depilarte por difícil que sea la zona.

Ventajas de la depilación eléctrica

  • Elimina el vello difícil que el láser no puede.
  • Efectiva 100%.
  • No provoca hiperpigmentación o manchas en la piel como consecuencia de alterar la densidad de melanina.
  • Funciona bien con vello pelo rubio y pelirrojo, fino y grueso.
  • Diferentes corrientes para distintos tipos de pelos.
  • Puede utilizarse para depilar la cara, barbilla, bigote, cejas, etc.
  • Resultados inmediatos

Dada sus propiedades está considerado como método definitivo para depilar la barbilla y mentón, labio y cualquier tipo de pelo, especialmente el de color blanco y claro. También está indicada para las cejas y todo el proceso de depilación facial.

Este es un método que puede complementar a la perfección con el láser o bien sustituirlo para las zonas delicadas en las que no está recomendado su uso.

Tipos de depilación definitiva con electricidad

Como ya hemos mencionado en algunas de las ventajas es posible variar la intensidad de la corriente así como sus características. En la actualidad existen diferentes equipos para realizar el proceso. Algunos de ellos actúan modificando la frecuencia y otros la forma de la electricidad que se aplica al bulbo piloso.

Puedes encontrar los tipos de depilación definitiva eléctrica siguientes:

Termólisis o flash: consiste en enviar pequeños impulsos muy rápidos que destruyen el folículo. La corriente es utilizada a alta frecuencia y se recomienda su uso para vello superficial.

Electrólisis: utiliza corriente galvánica y hoy en día es la menos usada.

Blend: es una mezcla de la depilación electrólisis y termólisis. Su aplicación mezcla la corriente de alta frecuencia y galvánica que tiene cada método anterior.

Dependiendo del tipo de aparotología es posible utilizar una corriente u otra. En cualquier caso, todos los métodos son considerados permanentes aunque puede variar su utilización así como la zona de empleo. Está considerado como el mejor método para depilar la barbilla permanentemente.

Anuncios